Seguidores

domingo, 20 de julio de 2008

La Legislación Laboral Desmedida y su Impacto en los Pequeños Negocios

La definición general de "Pequeño Negocio" por el Small Business Administration es de menos de 500 empleados y ventas menores a 5M anuales. Si nos dejamos llevar por esta definición, en PR somos muchos , yo diría la mayoría, los pequeños Empresarios.

Carla's Sweets está en la industria de la manufactura de dulces de alta calidad, no de fármacos ni tecnología por lo que las ganancias de nuestra producción son finitas y se encuentran en la venta en grandes cantidades. Al ser manufactura de dulces de alta calidad la producción es básicamente alta en mano de obra . . . mucha mano de obra.

En nuestra Empresa el impacto del aumento del salario mínimo de $5.85 a $6.55 será significativo, aunque nos hemos estado preparando para el mismo subiendo los salarios escalonadamente durante el año para que el impacto no sea tan dramático éste próximo jueves 24 de julio, fecha en que entra en vigor el segundo aumento del salario mínimo.

Realmente no sería tan significativo el impacto si no fuese por el momento histórico que estamos viviendo con una economía en receso, el precio del barril fuera de control y como consecuencia un aumento espectacular en la materia prima que utilizamos en la confección de nuestros productos.

En la mañana de hoy he leído en el Periódico El Vocero que el Secretario De El Departamento Del Trabajo y Recursos Humanos está pensando promover otro aumento. Sí, así como lo oye, se trata de un "living allowance'', un alza salarial a base del aumento en el costo de vida.

Dios MIO!!!, yo creía que lo había visto todo, pero esto supera por mucho mi imaginación; y yo que pensaba que mi imaginación no tenía límites.

Entiendo perfectamente que el Secretario Velazco quiera que los Puertorriqueños tengan más recursos para vivir, pero, Estimado Secretario Velazco: NO PUEDE SER A COSTA DEL PEQUEÑO EMPRESARIO. Usted está hablando de una legislación muy parecida al aumento de los Legisladores según el costo de vida y no tengo que entrar a discutir los méritos, o mejor dicho, los deméritos de dicha legislación.

Señor Secretario, a nombre de los más de 100,000 mil Patronos dueños de pequeñas empresas y creadores de no menos de 500,000 empleos le exhorto a usted y a todos los políticos y legisladores presentes y futuros que provean mejores y más eficientes servicios a todos los puertorriqueños para que puedan reducirnos las tasas de interés contributivo, el costo del servicio eléctrico, del agua, del Fondo del Seguro del Estado entre otras. Que no sigan legislando más beneficios al empleado unilateralmente sin ni siquiera hacer un estudio de impacto.

Cada vez que ustedes aprueban otra medida de beneficio al empleado lo que están realmente haciendo es aumentando la tasa de desempleo. Los patronos no tenemos de dónde sacar dinero para tanto. Hemos dejado de ser competitivos porque los gastos operacionales nos están ahogando. Nos vemos obligados por medidas como estas a despedir empleados. Me pregunto de qué vale la pena seguir aumentando los costos operacionales en PR si los pequeños Empresarios siguen cerrando sus puertas y acogiéndose a la quiebra y las grandes empresas dejan a cientos de puertorriqueños en la calle de la noche a la mañana para mudar sus operaciones a jurisdicciones donde los costos operacionales son razonables. ?Qué van a hacer con tanto desempleo?

En PR no hacen falta más leyes que protejan al empleado lo que nuestros empleados necesitan para que el dólar les rinda más es un Gobierno ágil y eficiente que provea servicios de salud, educación, transportación y seguridad lo suficientemente buenos para que no tengan que enviar a sus hijos a la escuela privada, comprar un seguro de salud privado, comprar un carro y pagar por seguridad privada en su urbanización. Al proveer mejores servicios los puertorriqueños tendrían mayores oportunidades de desarrollo personal y profesional. Imagínese lo que ahorraría una familia si no tuviese que pagar por un seguro de salud privado ($500-$800.00), dos carros ($800.00pagaré, $400.00 gasolina), educación privada para dos hijos ($700-$1,000), seguridad en condominio o urbanización ($50-$150.00) al mes, yo calculo un promedio de $2,600. Con esta cantidad, esa familia podría adquirir una mejor vivienda y ahorrar para su futuro.

Si quieren demostrar que verdaderamente van a proveer un cambio para PR empiecen por la casa. Hagan su trabajo y provean a este País una verdadera calidad de vida. Ya basta de seguir poniendo parchos para no meterle mano de frente a los verdaderos problemas de nuestro país.

Secretario Velazco, Políticos y Legisladores . . . . Los Patronos, creadores de empleos, también somos Puertorriqueños!

5 comentarios:

Angelita dijo...

Querida Carla:

Te felicito por tu nuevo web site, está precioso y es muy user fiendly.

Veo que tienes un blog y que en el haz hecho unos comentarios sobre la legislación laboral que aumenta el salario mínimo. Estoy de acuerdo contigo que debemos concentrarnos en ofrecer buenos servicios para nuestros ciudadanos. Sin embargo, no comparto tu perspectiva de la realidad que vive la clase trabajadora a quienes afecta la falta de estos servicios.

Dices que "al proveer mejores servicios los puertorriqueños tendrían mayores oportunidades de desarrollo personal y profesional. Imagínese lo que ahorraría una familia si no tuviese que pagar por un seguro de salud privado ($500-$800.00), dos carros ($800.00pagaré, $400.00 gasolina), educación privada para dos hijos ($700-$1,000), seguridad en condominio o urbanización ($50-$150.00) al mes, yo calculo un promedio de $2,600. Con esta cantidad, esa familia podría adquirir una mejor vivienda y ahorrar para su futuro." Esta dista mucho de ser la realidad de los que pertenecen a la clase de los working poor.

Carla, una familia que consta de una madre con tres hijos y que gana salario mínimo recibe al mes $1200, de los cuales neto le quedan $1000. Con estos mil dólares tiene que pagar $300 de renta en una casa miserable como las que he visto tantas veces; paga $400 de comida para toda su familia y le quedan $300 para pagar todo lo demás. Como tiene que pagar alguna que otra reparación de su miserable carro en el que viene a trabajar o comprar los libros y uniformes de su hijo se endeuda. Como tiene tan poco crédito no puede ir como tu o como yo al banco; tiene que ir a la financiera donde le cobran 19-25% por el mísero préstamo de $600 que tuvo que coger. Esto significa que de los $300 que le sobraban para pagar agua, luz, teléfono, gastos de transportación no le sobra nada porque tiene que pagar la financiera. Y así va de prestamos en préstamo sin poder nunca salir de la pobreza más extrema. En estas casas no hay aire acondicionado, ni secadoras, ni carros último modelo. No se va al cine ni se sabe donde está el museo. A esta realidad le hemos dado en llamar los working poor, en donde no hay esperanza de salir nunca del círculo vicioso que te he descrito. Basta hablar con ellos para darse cuenta de su realidad de desesperanza.

Esto sucede a diario en miles de hogares mientras tantos de nuestros compatriotas puertorriqueños vivimos en aire acondicionado, con varias casas de veraneo y viajes de vacaciones en los cuales, como se porque lo vivo, gastamos miles de dólares en una semana. A una persona que gana salario mínimo le toma seis meses ganarse lo que cualquiera de nosotras nos gastamos en una semana en Europa, en traje de diseñador para el senior prom de una hija o en una prenda que lucimos en nuestro atuendo.

Creo igual que tu que debemos hacer algo por mejorar la situación económica del pais. Con lo que no puedo estar de acuerdo es que sea sobre los hombros de aquellos a quienes, encima que les tocó nacer pobres, tengan que llevar la carga de hacernos ricos a los demás.

Debemos forzarnos a ver este otro Puerto Rico que nos obstinamos en no ver.

Con mucho cariño,

Ita

Carla dijo...

Querida Angelita:

Agradesco mucho que hayas participado de mi blog y espero que sigas haciéndolo. Cuando hice el cálculo de gastos mensuales, no lo hice pensando en "el working poor" si no en la clase media que tampoco sale del círculo vicioso porque no cualifican para la tarjeta de salud, cupones, subsidios de agua, luz, teléfono y renta entre otros. Por lo general los que trabajan Full time, 40 horas semanales al mínimo federal, no cualifican para éstos. Yo lo veo en mi fábrica.

Estoy totalmente de acuerdo en que hay una clase muy pobre con pocas posibilidades de salir adelante. Mientras el Estado continúe con su política paternalista, la historia será la misma.

En mi opnión los recursos deberían concentrarse en educar y "apoderar" esa clase del "working poor" para que puedan salir adelante dándoles las herramientas para crear su propio sustento.

Tu maravilloso proyecto "Punto verde" es un ejemplo de ésto. Hoy en día hay varios grupos que están desarrollando proyectos con capital privado y público para proveer éstas herramientas a los grupos desventajados.

Cuando critico la medida del secretario del trabajo es porque creo que está trabajando para las gradas, poniendo parchos en vez de atacar el verdadero origen de nuestros problemas sociales.

Carla dijo...

Corrección: Me refiero a la clase que está en el limbo. No es clase media, pero tampoco "Working poor"

Angelita dijo...

Carla:

Creas un desfase si para atacar el salario mínimo te refieres a la clase media, o te refieres a una o la otra o te peinas o te haces papelillo. Estas poblaciones viven realidades distintas. No podemos atacar el salario mínimo sin darnos cuenta de cuales son las consecuencias en la población que recibe este salario.

Más te digo, si un patrono no pudiese pagar un salario digno a sus empleados es preferible que no sea patrono. No debemos justificar la esclavitud, el empleo de menores, las condiciones inadecuadas de empleo porque los pequeños empresarios necesiten sobrevivir. Tampoco debemos justificar salarios de $6.55 la hora para una familia puertorriqueña. Nos salvamos o nos fastidiamos en racimo. Prefiero pensar que progresamos todos cuando como empresarios estamos conscientes que con el salario mínimo vigente no se puede vivir y que proveer mejores condiciones de empleo redundará a la larga en mejor calidad de vida para todos los puertorriqueños y puertoriqueñas.

Con cariño,

Angelita

Diana dijo...

Carla,

Hola mi nombre es Diana Sella y tengo con mi esposo una panadería en Santa Isabel, Oasis Bakery & Cafe. Acerca de tu comentario en el blog, que aunque fue hace un año, incluyo este comentario ya que vamos para el mismo camino, ahora para el $ 7.25. Sabes? el Gobierno no entiende dos cosas muy sencillas. Primero, que su negocio es cobrar, si no cobra cae en lo que esta viviendo en estos momentos. Y lo segundo, que el gobierno es nuestro socio invisible...el de las pequeñas empresas y me explico.

Si el gobierno genuinamente aportara parte del salario mínimo, no por un tiempo determinado, si no permanentemente, a ciertas empresas de mano de obra como las de nosotras, las empresas pudiesen tener mas personal y los que tienen a los empleados fuera de nomina, que son muuuchos, los tendrían en ley, lo que obligaría a ese patrono como a los empleados a pagar impuestos, además si mejoran los servicios de los negocios, mejorarían las entradas de dinero por lo que la empresa pagaría mas impuestos y a su vez ahorraría el gobierno mucho mas de lo que invierte en esos empleados.

A mi como comerciante no me molesta pagar mis impuestos, lo que me molesta es que el propio gobierno no entienda que sus socios no pueden seguir aportándolo todo para solucionar el problema que ellos mismos han generado. Hoy entre impuestos y todo tipo de cargos la empresa privada le da al gobierno mas del 45% de su ingreso neto y si eres como nosotros que no vemos con buenos ojos que un empleado nuestro cobre trapos de $4.00 a $5.00 por hora, nos vemos súper ahogados tratando de sobrellevar estos tiempos que se, al igual que tu, sabemos que continuarán por varios años mas.

Otro tema seria que el gobierno hiciese algo parecido con los planes médicos, el gobierno aporta una parte, el comerciante otra y el empleado otra, mandamos al otro mundo al Fondo, el gobierno se ahorraría una millonada, existiría mas competencia entre las compañas de planes médicos y habría justicia para la clase trabajadora. Pero lamentablemente la sabiduría y la lógica entre los que los que nos representan no es algo que se utilice para bien común sino para intereses específicos. Y esos son “otros veinte pesos”

Gracias por la oportunidad de expresarme en tu blog y espero algún día tener la oportunidad de conocerla personalmente.

Diana Sella